Entidades PúblicasResiduosSensibilización

Estudiantes del Ciclo Superior de Química y Salud Ambiental pertenecientes al CIFP A Carballeira de Ourense y al CIFP Ánxel Casal de A Coruña, se desplazaron recientemente al Complejo industrial de Sogama en Cerceda para conocer in situ las rigurosas medidas de protección ambiental aplicadas por esta empresa pública para que su actividad se desarrolle desde el máximo respeto al entorno y a la salud de las personas.

En ambos casos tuvieron la oportunidad de experimentar la visita virtual por las distintas instalaciones que conforman esta infraestructura. Equipados con gafas inmersivas 360º, se desplazaron, sin moverse del sitio, por la planta de clasificación, donde se reciben los envases de plástico, las latas y los briks depositados por los ciudadanos en el contenedor amarillo para ser separados por tipologías y remitidos a los centros recicladores. Acto seguido transitaron por la planta de elaboración de combustible y la planta de recuperación de materiales contenidos en la basura en masa, donde vieron cómo se selecciona, a través de tecnologías de última generación, los materiales susceptibles de ser reciclados para ser remitidos a la industria transformadora, al tiempo que comprobaron cómo se acondiciona un combustible CDR con la parte no reciclable para ser valorizado energéticamente en una planta termoeléctrica, donde se produce la energía suficiente para abastecer al 12% de los hogares gallegos.

Técnicos al servicio de Sogama explicaron el protocolo de protección ambiental instaurado por la empresa, así como los controles que se hacen de forma permanente para garantizar que todos los parámetros estén muy por debajo de los límites legales.

El contenedor marrón

También se les proporcionó información sobre la nueva red de infraestructuras para la valorización de la materia orgánica mediante su transformación en compost, un abono natural con excelentes propiedades fertilizantes para el suelo, habiendo construido Sogama, por encargo de la Xunta, 4 plantas de biorresiduos -una por provincia- (Cerceda, en A Coruña; Cervo, en Lugo; Vilanova de Arousa, en Pontevedra; y Verín, en Ourense), que están apoyadas por 13 plantas de transferencia a las que se ha dotado con una tolva específica para el trasvase de los residuos orgánicos recogidos de forma diferenciada a través del contenedor marrón.

Igualmente, se habló del programa de compostaje doméstico de Sogama, al que están adheridas 459 entidades (entre ayuntamientos, centros educativos y colectivos sociales), habiendo repartido entre las mismas, y de forma gratuita, más de 21.400 compostadores. Se propicia así la recuperación de una práctica tradicional en el rural gallego, como es la segregación de restos orgánicos para alimento del ganado y/o elaboración de compost, pero de una forma más cómoda, higiénica y eficiente.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad