Noticias Europa

Acuerdo sobre nuevas normas para envases más sostenibles en la UE

Las nuevas medidas tienen por objeto hacer que los envases utilizados en la UE sean más seguros y sostenibles, exigiendo que todos los envases sean reciclables, minimizando la presencia de sustancias nocivas, reduciendo los envases innecesarios, impulsando la adopción de contenido reciclado y mejorando la recogida y el reciclado.

Menos envases y restricción de ciertos formatos de envasado

El acuerdo establece objetivos de reducción de envases (5 % para 2030, 10 % para 2035 y 15 % para 2040) y exige a los países de la UE que reduzcan, en particular, la cantidad de residuos de envases de plástico.

Según el acuerdo, a partir del 1 de enero de 2030 quedarían prohibidos determinados formatos de envases de plástico de un solo uso, como los envases para frutas y verduras frescas sin procesar, los envases para alimentos y bebidas envasados y consumidos en cafeterías y restaurantes, las porciones individuales (por ejemplo, condimentos, salsas, crema, azúcar), los envases en miniatura para productos de tocador y los envases retráctiles para maletas en aeropuertos.

Los eurodiputados también garantizaron la prohibición de las bolsas de plástico muy ligeras (por debajo de 15 micras), a menos que sean necesarias por razones de higiene o se proporcionen como envase principal de alimentos a granel para ayudar a evitar el desperdicio de alimentos.

Prohibición del uso de «productos químicos para siempre»

Para evitar efectos adversos para la salud, el Parlamento consiguió que se prohibiera el uso de las denominadas «sustancias químicas para siempre» (sustancias alquiladas perfluoradas y polifluoradas o PFAS) en los envases en contacto con alimentos.

Fomentar las opciones de reutilización y recarga para los consumidores

Los negociadores acordaron establecer un objetivo específico para los envases reutilizables de bebidas alcohólicas y no alcohólicas (excepto, por ejemplo, leche, vino, vino aromatizado y bebidas espirituosas) de aquí a 2030 (al menos el 10 %). Los Estados miembros podrán conceder una excepción de cinco años a estos requisitos en determinadas condiciones.

Los distribuidores finales de bebidas y comida para llevar en el sector de la restauración estarían obligados a ofrecer a los consumidores la opción de llevar su propio envase. También se les exigiría que se esforzaran por ofrecer el 10% de los productos en un formato de envase reutilizable para 2030.

Además, a petición del Parlamento, se exige a los Estados miembros que incentiven a los restaurantes, cantinas, bares, cafeterías y servicios de catering para que sirvan agua del grifo (cuando esté disponible, de forma gratuita o por una tarifa de servicio baja) en un formato reutilizable o recargable.

Envases reciclables, mejor recogida y reciclaje de residuos

Los negociadores acordaron que todos los envases deben ser reciclables, cumpliendo criterios estrictos que se definirán a través de la legislación secundaria. Se prevén algunas exenciones para la madera ligera, el corcho, los textiles, el caucho, la cerámica, la porcelana o la cera.

Otras medidas acordadas incluyen:

– objetivos mínimos de contenido reciclado para cualquier parte de plástico de los envases;

– objetivos mínimos de reciclado en peso de los residuos de envases generados y mayores requisitos de reciclabilidad;

– El 90% de los envases de bebidas de plástico y metal de un solo uso (hasta tres litros) se recogerán por separado hasta 2029 (sistemas de depósito-devolución).

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad