Ayuntamientos de GaliciaCompostaje

Arzúa se suma al programa de compostaje doméstico

Sogama ha entregado al concello 50 compostadores, con capacidad para 400 litros, a fin de que sean repartidos entre otras tantas viviendas unifamiliares con terreno.
Con ello, el ente local pretende recuperar una práctica afianzada en el rural gallego, como es la segregación de la materia orgánica para alimento del ganado y/o elaboración de compost, pero de una forma más moderna, cómoda e higiénica.
Sogama también ha remitido al ayuntamiento manuales de autocompostaje para repartir entre los vecinos participantes e impartirá un curso de formación en fecha a concretar por las partes. 

El Concello de Arzúa (A Coruña) se ha adherido al programa de compostaje doméstico promovido por Sogama a fin de que la autogestión de la materia orgánica en los domicilios se vaya instaurando de forma progresiva.

La empresa pública ha entregado al ente local 50 compostadores (con capacidad para 400 litros y fabricados con materiales reciclados y reciclables), que serán distribuidos entre otras tantas viviendas. Requisito imprescindible es que éstas sean unifamiliares y dispongan de terreno (huerto, jardín o tierras de cultivo) en el que aplicar el compost resultante, cerrando in situ el círculo de aprovechamiento de los restos orgánicos y, por tanto, evitando que acaben depositados en el contenedor verde convencional.

Con ello, además de disminuir la frecuencia de recogida y transporte de residuos, con la consiguiente reducción de emisiones de CO2 a la atmósfera, se aminoran las cantidades de desechos entregadas a Sogama para su tratamiento final.

Esta iniciativa permite recuperar una práctica tradicional en el rural gallego, como es la segregación de la materia orgánica para alimento del ganado o elaboración de compost, pero de una forma más cómoda, higiénica y eficiente.

Junto con los compostadores, Sogama ha remitido al concello manuales didácticos de apoyo en los que se describe, de forma pormenorizada, la operativa a seguir: desde la ubicación del recipiente, que debe estar en una zona protegida y en contacto directo con la tierra para facilitar la entrada de los microorganismos descomponedores, hasta la relación de materiales que pueden y no pueden introducirse en el mismo, y el control de parámetros tales como el oxígeno, la humedad y la temperatura.

En última instancia, el objetivo es que los vecinos obtengan un compost de calidad, libre de impurezas y que pueda ser aplicado en la agricultura y la jardinería con garantías y sin restricciones.

Técnicos de Sogama impartirán también un curso de formación, en fecha a concretar por las partes, para que los usuarios puedan reforzar sus conocimientos y despejar dudas.

Más información en www.compostaconsogama.gal.

Fuente: SOGAMA

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad