EmpresasNovedades AmbientalesResiduos

Ayudemos a reducir los efectos ambientales de bolsas de plástico ligero no biodegradable

Usar menos de 40 bolsas de plástico ligero no biodegradable al año para reducir los efectos ambientales de este material

La conselleira de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda recuerda que este es uno de los objetivos fijados para el año 2025 en la nueva Ley de residuos, que ya inició su tramitación parlamentaria y que podrá estar aprobada a comienzos de 2021

Destaca que el reciclaje de las bolsas de plástico implica un segundo de nuestras vidas, mientras que exige 400 años al mar para degradarse; por lo que invita a la sociedad a separar correctamente y evitar que estas acaben en las masas de agua

Destaca que Galicia es una comunidad referente en la lucha contra el cambio climático, al disponer -además de una ley que ponen el foco en la reducción del plástico- de una estrategia gallega para mitigar los efectos de este fenómeno global y otra para avanzar hacia economía circular

La conselleira de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda, Ángeles Vázquez, invitó esta mañana al conjunto de la sociedad gallega a reducir al máximo el uso de bolsas de plástico y conseguir el objetivo de emplear menos de 40 bolsas de plástico ligero no biodegradable antes de 2025.

La conselleira lanzó esta mañana este propósito durante una visita al supermercado Mercadona para conocer la estrategia de reciclaje que está implantando esta empresa en algunos de sus centros en Galicia. Recordó que la reducción del plástico de un solo uso es una de los principales defectos que recoge la Ley de residuos y suelos contaminados de Galicia, que ya está en tramitación parlamentaria y que espera que sea una realidad a principios del próximo año.

Destacó que este tipo de materiales son productos que demandan una gran cantidad de energía para un período útil excesivamente corto y que, cuando entran en contacto con el ecosistema, en los mares por ejemplo, producen daños y consecuencias devastadoras.

Insistió en que el consumo actual de bolsas de plástico produce unos altos niveles de residuos dispersos que suponen un uso ineficaz de los recursos, provocan contaminación y agravan el problema de la presencia de residuos en las masas de agua, lo que supone una amenaza para los ecosistemas acuáticos. A modo de ejemplo, recordó que un 80% de los residuos marinos proceden de la tierra y uno de los residuos más abundante en los mares es el plástico.

Esta realidad deber a la sociedad a reducir de manera inmediata su consumo o reciclarlo correctamente, un proceso más sencillo que eliminarlo de los mares, sobre todo toda vez que una bolsa común tarda -de promedio- unos 400 años en degradarse; mientras que reciclar correctamente esa bolsa exige un segundo, frente a los cuatro siglos necesarios para que desaparezca del mar, insistió.


Defendió que la nueva Ley de residuos sitúa a Galicia a la cabeza de las regiones europeas en la lucha contra el plástico, porque prohíbe la entrega gratuita de bolsas de plástico y también la venta de vajillas de plástico de un solo uso. Añadió que al mismo tiempo se convierte en un referente en materia de calidad ambiental, completando el círculo marcado desde Europa al contar con ambiciosas herramientas para afrontar el cambio climático, la gestión de residuos y el aprovechamiento de nuestros recursos; adelantándose al Gobierno central, que en la actualidad solo dispone de un texto articulado cuando ya debería tener operativa la normativa estatal desde el mes de julio.

Argumentó que -ya en 2019- Galicia se convirtió en un referente en España y en Europa ante los retos del cambio climático y de la correcta gestión de residuos, gracias a aprobación de la Estrategia Gallega de Cambio Climático y Energía 2050, que cuenta con un apartado específico para la erradicación del consumo de plástico; y de la Estrategia Gallega de Economía Circular 2020-2030, que está diseñada con el objetivo de superar el caduco modelo lineal de producir, usar y tirar.

En ese sentido, manifestó que en Galicia se apuesta por una gestión de residuos moderna y eficaz que abogue por la reducción de los plástico para conseguir una región más sostenible; a lo que añadió que es una tarea en la que se precisa del apoyo y de la implicación del conjunto de la sociedad para conseguir una Galicia verde y azul.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad