El Concello coruñés de Val do Dubra lleva el compostaje doméstico a 50 hogares

Tras su adhesión al programa liderado por Sogama, ha recibido de esta empresa pública medio centenar de compostadores, así como material didáctico de apoyo.
La pretensión del ente local es impulsar la recuperación de la materia orgánica en origen para convertirla en un abono de alta calidad, al tiempo que ahorra costes.

Siguiendo la estela de otros municipios de la zona, el Ayuntamiento de Val do Dubra (A Coruña) decidió sumarse al programa de compostaje doméstico de Sogama, propiciando la autogestión de la materia orgánica en 50 viviendas unifamiliares que disponen de terreno.

Con tal fin ha recibido de la empresa pública otros tantos compostadores, de 400 litros de capacidad y fabricados con materiales reciclados y reciclables, que servirán de apoyo a los participantes para elaborar su propio compost y aplicarlo en sus jardines, huertos y tierras de cultivo, cerrando así el ciclo de recuperación de los restos orgánicos en origen.

Si bien esta práctica forma parte de la tradición del rural, el compostador permite al usuario llevarla a cabo de una forma más moderna, cómoda, higiénica y eficiente. A ello se añaden otras ventajas tales como las propiamente ambientales y económicas.

Dado que la materia orgánica representa el 42% de la composición media de una bolsa tipo, si se recicla en los propios hogares, se evita su depósito en el contenedor verde convencional, disminuyendo de esta forma la frecuencia de recogida y transporte por parte de los servicios municipales y, por tanto, las emisiones de CO2, así como los costes inherentes a la gestión y tratamiento de la basura genérica.

Además de los recipientes, Sogama ha proporcionado al ente local manuales didácticos para que sean entregados a las familias participantes, disponiendo de esta forma de un recurso en el que se recoge toda la información sobre la operativa a seguir, dando respuesta a las preguntas y dudas más frecuentes.

Con este programa se pretende poner en valor la materia orgánica a través de su transformación en un abono de alta calidad que actúa como nutriente para el suelo, fortaleciéndolo e incluso defendiéndolo frente a enfermedades y plagas.

El seguimiento de esta iniciativa será asumido por el Ayuntamiento, que se encargará de analizar el desarrollo de la misma y tomar nota de posibles limitaciones y grado de satisfacción de los vecinos.

Fuente: SOGAMA

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad