Cambio ClimáticoEcosistemas

Galicia presenta en Portugal su Infraestructura Verde para poner en valor el potencial de los ecosistemas y la pone a disposición de la cooperación territorial

Enrique de Salvador destaca que la Comunidad decidió impulsar esta iniciativa para aumentar la capacidad de respuesta de los espacios naturales
Destaca que otro de los beneficios es que se trata de un instrumento conductor para mitigar los efectos del cambio climático y mejorar la resiliencia de los territorios
Nuno Almeida subraya que la AECT Galicia-Norte de Portugal viene apostando por la cooperación transfronteriza en sectores donde apenas existía hace unos años, como el de medio ambiente y la sostenibilidad urbana

 La Xunta presentó esta mañana en Portugal su experiencia y trabajo para la elaboración de la Infraestructura Verde de la Comunidad gallega, una iniciativa con la que poner en valor el potencial de sus ecosistemas, y la puso a disposición de la cooperación territorial en el marco de la Eurorregión Galicia-Norte de Portugal.

El director del Instituto de Estudios del Territorio, Enrique de Salvador, junto con el director de la Agrupación Europea de Cooperación Territorial (AECT) de la Eurorregión Galicia-Norte de Portugal, Nuno Almeida, entre otros participantes, intervino esta mañana en la IV edición de las jornadas Medio ambiente y sostenibilidad urbana, dedicada en esta ocasión a las infraestructuras verdes y celebrada en Villa Real, donde recordó que Galicia apostó por no quedar al margen y poner en valor su patrimonio natural con esta herramienta.

De Salvador destacó que, tal y como define Europa, una infraestructura verde es una red de zonas naturales, seminaturales y de otros elementos ambientales, tanto vegetales como acuáticos, planificada, diseñada y gestionada estratégicamente para la prestación de servicios ecosistémicos, aquellos que resultan del propio funcionamiento de un ecosistema y que aportan beneficios a la sociedad, mejorando su salud, economía y calidad de vida.

En el caso de Galicia, la Infraestructura Verde suma algo más de 4,17 millones de hectáreas, entre las que se diferencian, entre otras, las zonas núcleo, como la Red Natura 2000; corredores ecológicos, que actúan a modo de vías de comunicación entre las áreas anteriores y pueden ser marinos, estuario-marisma, fluviales, paisajísticos y terrestres; o las zonas multifuncionales, atendiendo al tipo de servicio que prestan los diferentes ecosistemas tales como alimentación y forestal.

El director del IET indicó que los gobiernos regionales deben apostar por el desarrollo de este tipo de proyectos porque representan una garantía para reducir la fragmentación de hábitats, para mejorar la conectividad ecológica del territorio y la provisión de ecosistemas que propicien el bienestar social.

Capacidad de adaptación frente al cambio climático

Asimismo, Enrique de Salvador destacó que, en estos días donde el mundo mira hacia Glasgow por acoger la COP26, hace falta destacar que las infraestructuras verdes también son un elemento conductor para mitigar los efectos del cambio climático y mejorar la resiliencia climática y la capacidad de adaptación fuente a este fenómeno mundial.

Por último, apuntó que la Xunta viene manteniendo una importante apuesta por fomentar la cooperación transfronteriza entre Galicia y el Norte de Portugal, lo que convirtió la Eurorregión en un referente a nivel europeo en la materia, lo cual servirá para colaborar igualmente en el ámbito de las infraestructuras verdes.

Por su parte, Nuno Almeida subrayó que, como agente dinamizador y de conexión en la Eurorregión para sus 6 millones de habitantes, la AECT Galicia-Norte de Portugal viene apostando desde 2017 por la cooperación transfronteriza en sectores donde apenas existía hace unos años, como el de medio ambiente y la sostenibilidad urbana, aportándolos a empresas y a asociaciones del sector, de un lado y otro de la frontera, a través de las cuatro ediciones de estas jornadas.

“Hoy podemos afirmar que la colaboración establecida entre las asociaciones participantes —la gallega, Agaexar, y la portuguesa, Anefa—, se considera como un ejemplo de buenas prácticas, ya que sus miembros participan conjuntamente en publicaciones y en diversos proyectos a nivel europeo”, concluyó el director de la AECT.

Fuente: Consellería de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad