Noticias Europa

La calidad de las aguas de baño en Europa se mantiene en niveles óptimos

La mayoría de las zonas de baño de Europa cumplía las normas de calidad «excelente» más estrictas de la Unión Europea en 2022, según el último informe anual sobre las aguas de baño publicado. La evaluación, elaborada por la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA) en cooperación con la Comisión, señala que los lugares donde los bañistas pueden encontrar las zonas de baño más limpias de Europa este verano. 

La calidad del agua de las zonas costeras, que representa dos tercios de las zonas de baño, es en general mejor que la de las zonas interiores de ríos y lagos. En 2022, el 88,9 % de las zonas de baño costeras de la UE se clasificó como de calidad excelente, frente al 79,3 % de las zonas de baño interiores

En 2022, el 95 % de las aguas de baño de Chipre, Austria, Grecia y Croacia tenía una calidad «excelente». Además, en Malta, Bulgaria, Rumanía, Eslovenia y Luxemburgo, todas las aguas de baño evaluadas cumplían al menos el grado mínimo de calidad suficiente en 2022.  

Desde la adopción en 2006 de la Directiva sobre las aguas de baño, el porcentaje de zonas de calidad «excelente» ha aumentado y se ha estabilizado en los últimos años entre el 85 y el 89 % de las aguas de baño costeras y entre el 77 y el 81 % de las interiores. En 2022, representaba el 85,7 % de todas las aguas de baño de la UE. Las normas mínimas de calidad del agua se cumplían en el 95,9 % de todas las aguas de baño de la UE. 

El porcentaje de aguas de baño de calidad insuficiente ha disminuido en la última década y se mantiene estable desde 2015. En 2022, las aguas de baño de calidad insuficiente representaban tan solo el 1,5 % de todas las aguas de baño de la UE. Esto demuestra que el riesgo sanitario de nadar en las aguas de baño está disminuyendo lentamente en Europa.

La calidad del agua de baño de las zonas costeras es mejor en general que la de las aguas interiores debido a la renovación más frecuente y a la capacidad de depuración propia más alta de las aguas costeras abiertas. Además, muchas aguas de baño interiores de Europa central están situadas en lagos y estanques relativamente pequeños y en ríos de bajo caudal. En comparación con las zonas costeras, estas aguas interiores son más susceptibles de sufrir contaminación a corto plazo debido a fuertes lluvias estivales o sequías, especialmente en verano.

Más de 1 800 zonas de aguas de baño (el 8 %) están situadas en ciudades de más de cien mil habitantes, sobre todo en Grecia, Francia, Italia y España. Estas zonas desempeñan un papel importante en la calidad de vida en las ciudades y reportan beneficios ecosistémicos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad