Energías RenovablesNoticias Europa

La Comisión acoge con satisfacción el acuerdo político para hacer que la fabricación de tecnologías limpias en la UE sea resiliente y competitiva

La Comisión acoge con satisfacción el acuerdo político alcanzado entre el Parlamento Europeo y el Consejo acerca de la Ley sobre la industria de cero emisiones netas. Este acuerdo ayudará a la UE a albergar tecnologías limpias y hará importantes avances hacia la creación de una sólida capacidad interna de fabricación de estas tecnologías en la UE. La Ley mejorará la competitividad y la resiliencia de la industria europea y apoyará la creación de empleos verdes y de calidad, con vistas al objetivo de la UE de alcanzar la neutralidad climática de aquí a 2050.

En palabras de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen:«El acuerdo político acerca de la Ley sobre la industria de cero emisiones netas es un avance significativo hacia la consecución de nuestros ambiciosos objetivos climáticos y económicos, y demuestra nuestro compromiso colectivo de construir un sector industrial más sostenible, resiliente y competitivo en Europa. Juntos, estamos convirtiendo a la UE en un líder mundial en la transición hacia una energía limpia».

Como parte central del Plan Industrial del Pacto Verde, la Ley garantizará que la UE esté bien equipada para la transición hacia una energía limpia mediante el establecimiento de un valor de referencia para que la capacidad de fabricación por parte de la UE de tecnologías de cero emisiones netas alcance al menos el 40 % de la demanda prevista de la UE de aquí a 2030. La ley acordada creará las condiciones favorables necesarias desde el punto de vista reglamentario para atraer y apoyar la inversión en tecnologías y proyectos conexos que contribuirán significativamente a la descarbonización. Las disposiciones acordadas contribuirán, en particular, a construir más instalaciones de producción de tecnologías de cero emisiones netas, y de manera más rápida. Facilitará el acceso a los mercados de productos que cumplan los criterios europeos de sostenibilidad y resiliencia, y que ayuden a diversificar las fuentes de suministro excesivamente concentradas. También garantizará que se disponga de la mano de obra cualificada necesaria para apoyar la carrera hacia las cero emisiones netas.

Más concretamente, el Reglamento acordado provisionalmente identifica un amplio conjunto de tecnologías de cero emisiones netas que pueden recibir apoyo a través de proyectos estratégicos. Se trata, por ejemplo, de la energía solar fotovoltaica, la energía eólica terrestre y marina, las pilas de combustible, los electrolizadores, las baterías, las tecnologías de red y los combustibles alternativos sostenibles, entre otros. Tras el acuerdo provisional alcanzado hoy, las industrias de gran consumo de energía, como el acero, los productos químicos o el cemento, que producen componentes que se utilizan en estas tecnologías de cero emisiones netas y que invierten en la descarbonización también pueden recibir apoyo como proyectos estratégicos.

Impulsar las inversiones y los proyectos de fabricación de cero emisiones netas

El acuerdo alcanzado hoy también permitirá:

  • Crear un entorno regulador simplificado y propicio para las tecnologías limpias. El acto acordado reducirá la carga administrativa y simplificará la concesión de permisos para tecnologías de cero emisiones netas. En el caso de los proyectos estratégicos de cero emisiones netas, se acelera aún más la concesión de permisos. El acuerdo alcanzado hoy introduce el concepto de valles de aceleración de cero emisiones netas, que los Estados miembros pueden establecer para facilitar la creación de agrupaciones de actividades industriales de cero emisiones netas y seguir racionalizando los procedimientos administrativos. Las evaluaciones medioambientales de la zona geográfica con arreglo a la legislación aplicable contribuirán a racionalizar la planificación posterior de proyectos individuales.
  • Acelerar la captura y el almacenamiento de CO2 en la UE. El acuerdo provisional establece el objetivo de la UE de alcanzar una capacidad anual de inyección de 50 millones de toneladas en los emplazamientos de almacenamiento geológico de CO2 de la UE de aquí a 2030. Estos proyectos estratégicos de almacenamiento de CO2 de cero emisiones netas se realizaran con contribuciones procedentes de los productores de petróleo y gas de la UE sobre la base de su participación proporcional en la producción. En consonancia con los objetivos de la Comunicación sobre la gestión industrial del carbono publicada hoy, el acuerdo elimina un obstáculo importante al desarrollo de la captura y el almacenamiento de CO2 como solución climática económicamente viable, en particular para las emisiones difíciles de reducir en las industrias de gran consumo de energía.
  • Facilitar el acceso al mercado de los productos de cero emisiones netas. El compromiso alcanzado exige que las autoridades públicas tengan en cuenta criterios de sostenibilidad y resiliencia para determinadas tecnologías de cero emisiones netas en los procesos de contratación pública, así como en las subastas para el despliegue de energías renovables. En los procedimientos de contratación pública, debe utilizarse al menos un criterio adicional entre la sostenibilidad social, la ciberseguridad y la obligación de cumplir a tiempo.  En lo que respecta a las subastas para el despliegue de las energías renovables, el acuerdo establece criterios obligatorios distintos del precio, a saber, la contribución de la subasta a la sostenibilidad y la resiliencia, la ciberseguridad, la conducta empresarial responsable y la capacidad de ejecutar proyectos de forma plena y oportuna. Estos criterios deberán aplicarse al menos al 30 % del volumen, o a 6 gigavatios, subastados cada año por un Estado miembro.
  • Apoyar el desarrollo de capacidades e innovación de cero emisiones netas. Se crearán academias para una industria de cero emisiones netas para apoyar la mejora de las capacidades de los trabajadores necesarios para la expansión de las industrias de cero emisiones netas en la UE y para facilitar su movilidad dentro del mercado único europeo. La Ley acordada también incluye incentivos para que la industria invierta en la educación y la formación de la mano de obra europea. Para fomentar la innovación, las nuevas normas facultarán a los Estados miembros para crear espacios controlados de pruebas para ensayar tecnologías innovadoras de cero emisiones netas en condiciones flexibles.

Por último, la Ley prevé la creación de una Plataforma Europea de Cero Emisiones Netas como centro de coordinación y fomento del intercambio de información, de forma que se facilite la aplicación de las iniciativas de inversión en toda la UE y estas puedan recibir el apoyo necesario.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad