BiorresiduosNovedades AmbientalesResiduos

La gestión de residuos urbanos en Galicia podra ahorrar 9 millones de euros gracias a la valorización de los biorresiduos

La Xunta hará un esfuerzo presupuestario sin precedentes para garantizar un ahorro de hasta el 19% en la factura de la basura, lo que se traducirá en casi 9 millones de euros
El canon de Sogama por la gestión de los residuos urbanos será el más bajo de España
La responsable autonómica subraya que el objetivo del Gobierno gallego es que a finales de 2022 esté en servicio toda la red gallega de valorización de los biorresiduos, un año antes del plazo fijado por la UE para la implantación municipal del quinto contenedor
La mejora prevista en las instalaciones de Narón se licitará a comienzos del año que viene y permitirá adaptarlas para el trasvase de la materia orgánica recogida separadamente

La Xunta de Galicia hará un esfuerzo presupuestario sin precedentes para apoyar a los ayuntamientos en la gestión de residuos urbanos en Galicia, lo que se traducirá el año que viene en un ahorro de hasta el 19% en la factura que abonan por el tratamiento de la basura —cerca de 9 millones de euros—.

Gracias a la rebaja prevista para 2022, de hecho, Sogama contará con el canon más barato de toda España.

Así lo avanzó esta mañana la conselleira de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda, Ángeles Vázquez, durante una visita a la planta de transferencia de Narón, una de las instalaciones de Sogama que integrarán la nueva red gallega de valorización de biorresiduos impulsada por la Xunta para garantizar la implantación municipal del quinto contenedor de materia orgánica dentro del plazo establecido —antes de 31 de diciembre de 2023—.

En concreto, la responsable autonómica explicó que el ahorro estimado para las familias gallegas en casi 9 millones de euros se conseguirá gracias a la rebaja del 5% del canon de Sogama prevista en los presupuestos de 2022 para todos los ayuntamientos adheridos; al mantenimiento, por cuarto año consecutivo, de la bonificación del 10% del canon para aquellos municipios que cumplan con los objetivos fijados en cuanto a la reducción de los residuos y a la promoción del reciclaje; y a la decisión de no aplicar la subida del 4% del IPC el año que viene.

De este modo, subrayó, lo que se busca es amortiguar el impacto que tendrán para las arcas municipales los nuevos impuestos estatales a la escombrera y a la incineración previsto en la futura Ley de residuos, al tiempo que se permite un ahorro importante para los ciudadanos en lo que respecta a la factura de la basura.

“Sogama se convierte así en la planta más eficiente y sostenible desde el punto de vista económico y medioambiental de toda España”, aseguró.

Asimismo, la conselleira también avanzó que en materia de gestión de residuos urbanos en Galicia el otro gran objetivo de la Xunta es que a finales de 2022 se puedan poner en marcha todas las infraestructuras necesarias para la implantación en Galicia de la recogida selectiva de la materia orgánica, es decir, un año antes del plazo límite fijado por la UE para los ayuntamientos.

Para cumplir con esta meta y cerrar el círculo de la gestión de residuos urbanos en Galicia, Ángeles Vázquez explicó que uno de los ejes de los presupuestos de su departamento para 2022 será la Estratexia galega de biorresiduos e residuos municipais 2022-2023, con una inversión de más de 60 millones de euros durante sus dos años de vigencia, de los que más de la mitad se movilizarán el año que viene.

Precisamente, recordó que la semana pasada el Consello da Xunta conoció el contenido de este documento, que marcará la hoja de ruta a seguir para impulsar la implantación en Galicia de la recogida separada de los diferentes flujos de residuos domésticos.

Así, la conselleira explicó que en el marco de esta estrategia se prevé la construcción de tres nuevas plantas —en Vilanova de Arousa, Cervo y Verín—, que junto con la que ya está operativa en Cerceda se destinarán al tratamiento de la materia orgánica; y la creación o adaptación y mejora de un total de 13 plantas de transferencia, instalaciones imprescindibles para garantizar la recogida y una correcta gestión de este tipo de residuos. Gracias a la red diseñada por la Xunta a través de Sogama, dijo, más de 2,2 millones de gallegos tendrán a menos de 50 km una planta de biorresiduos o una de transferencia.

Asimismo, también se refirió a las ocho nuevas líneas de ayudas previstas en la Estratexia, con un presupuesto de 20 millones de euros y dirigidas a ayuntamientos y ciudadanos para impulsar la economía circular a nivel municipal a través de la gestión separada de los diferentes residuos.

Mejoras en la planta de Narón

Durante la visita, en la que estuvo acompañada por el presidente de Sogama, Javier Domínguez, y la alcaldesa de Narón, Marián Ferreiro, la conselleira explicó que gracias a las mejoras previstas en esta planta de transferencia —que se licitarán a comienzos del año que viene y tendrán una inversión estimada de 300.000 euros— se podrá trasvasar también la materia orgánica recogida en el contenedor marrón, a mayores de los residuos procedentes de las bolsas negra y amarilla.

En este sentido, hace falta recordar que las actuales instalaciones permiten dar servicio a un total de 24 ayuntamientos y reciben más de 70.000 toneladas anuales (entre bolsa negra y amarilla, según los datos de 2020).

Al respecto, la alcaldesa de Narón agradeció el “esfuerzo” de la Xunta para mejorar la planta de transferencia del municipio, una actuación que consideró “la mejor solución para los vecinos” toda vez que el nuevo contrato para la recogida de los residuos urbanos ya contempla la implantación del contenedor marrón, destinado a la fracción orgánica.

Fuente: Consellería de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda