Ayuntamientos de GaliciaBiorresiduosCompostaje

Los ayuntamientos REVITALIZA conocen tres experiencias de recogida de residuos mediante el sistema porta la puerta con resultados “indiscutibles” en Euskadi

Representantes del Revitaliza de la Diputación y de los ayuntamientos de Poio, O Grove, Sanxenxo, Vilagarcía, Mancomunidad del Morrazo, Valga, Soutomaior, Tomiño, A Guarda, Tui, Mondariz, As Neves, Ponteareas y A Cañiza, comenzaron hoy en Euskadi su viaje formativo para conocer nuevos sistemas de recogida de residuos que poder aplicar en territorio pontevedrés. Las conclusiones no pudieron estar más claras: la recogida Porta la Puerta ( PaP) obtiene resultados “indiscutibles” tanto en calidad como en rapidez a la hora de mejorar las tasas de reciclaje y compostaje. Los municipios de Kripán, de la mancomunidad de Sakana y el ayuntamiento de Usurbil mejoraron sus cifras en poco tiempo de un 20% hasta un 85%, muy por encima del que en estos momentos exige la normativa europea para este año 2022.

La primera parada de la comitiva pontevedresa estuvo en el ayuntamiento de Kripán, donde el alcalde Joseba Fernández –también presidente de la mancomunidad de la zona- explicó que el municipio (200 habitantes) forma parte de la Rioja alavesa y de la mancomunidad, que llega a los 12.000 habitantes. Apuntó que el compostaje es obligatoria por ordenanza y que el vecindario tiene dos posibilidades de “compostar sí o sí”, llevando sus biorresiduos a la zona comunitaria de compostaje o dejándolos en la zona habilitada para que se los recojan PaP. En dos años las cifras de reciclaje pasaron del 20% al 70%, teniendo colectores en la calle para el resto de las fracciones con control de acceso por tarjeta que limitan cuanto y como se echa la basura. La implantación de este sistema en la pequeña villa está ahora en fase de expansión la otros municipios de la mancomunidad con entre 1.000 y 3.000 habitantes, como Marqués de Riscal, donde están las conocidas bodegas.

La segunda parada del día fue a la Mancomunidad de Sakana, a la planta de compostaje de Arbizu. En la comarca hay 20.000 habitantes en 15 ayuntamientos, estando la planta en medio del valle y preparada para tratar entre 1.200 y 1.300 toneladas de orgánico, que llega después de una recogida principalmente PaP y también por 5º colector en algunos casos, así como otro sistema más de recogida. El alcalde de Urdiain y presidente de la manconumindade Daviz Oroz subiñou que en estos momentos a mancomunidad alcanzó el máximo nivel de separación en toda Navarra obteniendo compost de la mayor calidad en la planta de compostaje, incluso útil para agricultura ecológica, que después se reparte gratuitamente entre el vecindario.

Oroz fue un claro defensor de la recogida PaP: “Nuestra vivencia es clara. Convivimos con 3 sistemas de recogida y se me demuestran que con otro sistema se consiguen iguales cifras no tengo problema. Pero los resultados son indiscutibles: con el PaP conseguimos una separación del 85%, con un resto de solo el 15%, y con otros sistemas como los colectores bajamos al 50% de separación. El PaP tiene algunos problemas políticos y de gestión, pero es el futuro”, destacó.

Sin colectores en la calle y haciendo agrocompostaxe

Finalmente, ya por la tarde, la parada fue en el ayuntamiento de Usurbil, que desde 2009 es el primer municipio del País Vasco en recogida selectiva, acercando niveles superiores al 80%. En este caso una de las novedades es la implantación de una ‘tasa justa’ en 2014 y la ausencia de colectores para recoger ninguna fracción en la calle: todos los días a vecindario saca la fracción correspondiente en un caldero que está identificado por persona usuaria y cantidad.

Segundo explicó a la comitiva pontevedra del Revitaliza el técnico Ibon Goikoetxea, en cuestión de solo varias semanas el municipio consiguió cifras espectaculares de reciclaje al implantar la recogida PaP: “hay una adaptación del vecindario de manera inmediata al retirar los colectores de la calle, la gente se adapta y los resultados son muy buenos”. Subrayó que en estos momentos a ciudadanía paga por la basura uno hizo y un variable en función de los residuos que no recicla y deja en el cubo del ‘resto’ (lo que no es orgánico, tarjeta, plásticos o vidrio).

Otra de las novedades de Usurbil es la puesta en marcha de una planta de agrocompostaxe, en la que hay un acuerdo entre el ayuntamiento, la asociación de desarrollo rural y el sector agrícola de la zona: en términos jurídicos el primero es el poseedor del residuo, el segundo lo que lo gestiona, y el tercero lo que acerca a mano de obra para el compostaje y se beneficia del compost. “Estamos viendo como funciona. Recogemos unas 700-800 toneladas anuales y tratamos unas 48 en la miniplanta. Tenemos que ver los resultados, pero así cerramos el círculo desde lo principio, con un aprovechamiento de los residuos”, finalizó Goikoetxea.

Todas estas ideas serán incorporadas por el personal político y técnico pontevedrés para ver la posibilidad de implantación en la provincia. Mañana el viaje formativo del Revitaliza seguirá por Euskadi, Navarra y Cataluña con otras cuatro experiencias diferentes sobre residuos.

Fuente: Diputación de Pontevedra

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad