Novedades AmbientalesResiduos

Los gallegos enviaron a Sogama 405 toneladas menos de residuos de la fracción resto en 2021

El volumen de estos desechos se redujo hasta las 794.472 toneladas y también consta un aumento de un 1,4 % del reciclaje de envases, bricks y plásticos

La producción de residuos de la fracción resto (bolsa negra) en los ayuntamientos adscritos al modelo Sogama continúa a la baja, al pasar de las 794.878,62 toneladas, 405 toneladas menos que en 2020.

Hace falta tener en cuenta que la minoración de desechos de la bolsa negra es significativa en el último año, por compararse con el 2020, un año marcado por la pandemia de la covid-19, con confinamientos de la población y cierre de muchos sectores de actividad económica.

Los datos de 2021 también constatan mejoras en lo relativo a la bolsa amarilla (envases de plástico, latas y briks), que creció en un 1,4 %, respecto de 2020, y se sitúa en las 32.780,26 toneladas recibidas en el pasado año.

Los gallegos, comprometidos con la sostenibilidad

Para la Xunta, estas cifras vienen a acreditar que la mayor parte de los gallegos están comprometidos con la gestión sostenible de los residuos urbanos y con el consumo responsable, que implica menos desechos.

También es una muestra de su implicación con el reciclaje, a través de la correcta separación de los desechos en origen y posterior depósito de los mismos nos contenedores, para propiciar su transformación en nuevos productos, contribuyendo de este modo al ahorro de energía y materias primas.

La Xunta de Galicia y Sogama seguirán impulsando iniciativas que pivoten sobre en el concepto multierre (reducción, reutilización, reciclaje, reparación etc.) y, de esta forma, poder cumplir con los objetivos fijados por la Unión Europea para los próximos años.

La materia orgánica, siguiente reto

La sociedad gallega se afronta la gestión y tratamiento de un nuevo desecho, los biorresiduos, y al reto implantar antes de 31 de diciembre de 2023 el denominado quinto contenedor (de color marrón), destinado a acoger la materia orgánica.

En ese sentido, la Xunta impulsó una red de infraestructuras para la valorización de la materia orgánica, que pondrá a disposición de los ayuntamientos; y que estará conformada por cuatro plantas de biorresiduos (Cerceda –ya en funcionamiento-, Cervo, Verín y Vilanova de Arousa) y 13 plantas de transferencia que contarán con una tolva específica para el trasvase de la materia orgánica. El Gobierno gallego destina una inversión de casi 40 millones de euros para poner en marcha estas instalaciones.

Asimismo, se reforzará el compostaje doméstico, presente ya, de la mano de Sogama, en 222 ayuntamientos, a los que se suman 177 centros educativos y 29 colectivos sociales, habiendo repartido entre todos ellos, y de forma gratuita, más de 18.000 composteros.

Fuente: Consellería de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad