Ayuntamientos de GaliciaCompostajeNoticias Galicia

Oia, Covelo y Salceda de Caselas aumentan su programa de compostaje

Los Concellos pontevedreses de Oia, Covelo y Salceda de Caselas amplían sus respectivos programas de compostaje doméstico con la colaboración de Sogama. La empresa pública les ha remitido nuevas partidas de compostadores que, sumadas a otras anteriores, hacen un total de 425 las familias de las tres localidades que ya autogestionan su materia orgánica, con la ayuda de la Sociedade Galega do Medio Ambiente, a fin de transformarla en compost, un abono natural de alta calidad con excelentes propiedades fertilizantes para cultivos y plantas.

Con el suministro de 20 nuevos recipientes en Oia, este concello ya cuenta con 140 viviendas adscritas al autocompostaje. Por su parte, Covelo alcanza las 150, tras haber recibido 25 compostadores más, y Salceda de Caselas se sitúa en los 135 hogares participantes, tras haberle suministrado 35 nuevas unidades.

INFORMACIÓN Y FORMACIÓN

A los tres Concellos se les ha enviado también manuales de compostaje doméstico para que puedan distribuirlos entre los nuevos vecinos que han decidido adscribirse a esta iniciativa con el fin de que aprendan la técnica y sigan las fases detalladas en los mismos para que puedan obtener unos buenos resultados.

No obstante, Oia y Covelo han pedido reforzar esta información con la impartición de un curso de formación presencial por parte de técnicos de Sogama, pretendiendo que los usuarios tengan la oportunidad de complementar sus conocimientos y despejar dudas.

Serán los propios entes locales los que deben realizar un seguimiento de sus respectivos programas para comprobar el grado de acogida por parte del vecindario, detectar posibles limitaciones, tomar buena nota de los errores más comunes y solventar los problemas detectados.

BENEFICIOS

Dado que la materia orgánica representa, en la composición media de una bolsa de basura tipo, en torno al 40%, si ésta se recupera en origen y se evita su depósito en el contenedor genérico, los ayuntamientos obtienen importantes beneficios, tanto a nivel ambiental como económico y social. No solo pueden llegar a reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera debido a la disminución de la frecuencia de recogida y transporte de los residuos domésticos, sino que incluso pueden disminuir la cantidad de basura enviada a Sogama para ser tratada, lo que se traduce en un importante ahorro de costes.

Asimismo, se recupera una práctica tradicional en el rural gallego como es la segregación de los restos orgánicos para alimento del ganado y/o elaboración de compost, un abono natural que aporta al suelo nutrientes de alto valor, preservándolo frente a posibles plagas y enfermedades.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad