CampañasSensibilización

Sogama formó presencialmente a cerca de 6.000 personas en una mejor gestión de los residuos

En su firme compromiso con la formación ambiental de la población, Sogama instruyó presencialmente este año a cerca de 6.000 personas pertenecientes a distintos colectivos sociales. A solicitud de éstos, su equipo de educadores recorrió distintos puntos de Galicia para impartir cursos específicos en gestión sostenible de los residuos municipales y economía circular, pero ajustándolos a las características, necesidades o preferencias de los destinatarios.

Si bien los centros escolares fueron los que, en mayor medida, requirieron la presencia de Sogama en las aulas para explicar al alumnado la práctica del principio europeo de las tres erres (reducción, reutilización y reciclaje), otros grupos tales como asociaciones, tanto vecinales como de consumidores, mujeres rurales, entidades de atención a personas con discapacidad e incluso ONGs, también pidieron el apoyo de la empresa pública para dar a conocer entre sus integrantes la importancia de prevenir y de reducir la generación de residuos, mediante un consumo responsable, así como de aprovechar al máximo los productos mediante la reutilización y fomentar el reciclaje a través de la correcta separación de desechos en origen y posterior depósito de los mismos en los contenedores adecuados para propiciar su posterior reciclado.

  • Contenedor amarillo: envases de plástico, latas y briks
  • Contenedor azul: papel y cartón
  • Iglú verde: envases de vidrio
  • Contenedor marrón: materia orgánica
  • Contenedor genérico: fracción resto

EXPLICACIONES Y RECURSOS ADAPTADOS

El diferente público objetivo exigió a los monitores de Sogama un esfuerzo adicional de adaptación de los contenidos a transmitir y el enfoque de las sesiones para que éstas fuesen productivas y lograsen su fin, que no es otro que dar a conocer la importancia que tiene la correcta gestión de los residuos municipales, cómo contribuir a la misma por parte de los ciudadanos y los beneficios que reporta para la protección del medio ambiente y la lucha contra el cambio climático, así como para la economía, dada su aportación a la creación de riqueza y empleo, y para la sociedad, mejorando su bienestar y calidad de vida.

Para las asociaciones, el consumo responsable constituía uno de los aspectos más relevantes, sin olvidar la importancia de la recogida selectiva de residuos de cara a garantizar su transformación en nuevas materias primas a las que se da una segunda vida, convirtiéndolas en recursos.

Por su parte, el compostaje doméstico es un tema estrella para aquellos ayuntamientos que se han iniciado en el mismo, dada la elevada demanda vecinal por hacerse con un compostador y adquirir las destrezas necesarias que les permitan aplicar la técnica con garantías, obteniendo de esta forma un compost de alta calidad.

En el caso de entidades centradas en la atención a las personas con discapacidad, tanto física como intelectual, las actividades de educación ambiental dinamizadas con juegos, representan una oportunidad con la que complementar su plan formativo y despertar la sensibilidad de los usuarios hacia el cuidado del medio ambiente. Esta concepción también es compartida por muchas ONGs, que han visto en el cuidado del entorno una oportunidad para la inserción laboral y la propia socialización.

Sin excepción, todos los colectivos quisieron conocer más en detalle el cometido de Sogama en Galicia y la labor industrial que lleva a cabo para incrementar su aportación al reciclaje y para poner en valor la parte no reciclable, transformándola en energía eléctrica suficiente con la que abastecer al 12% de los hogares gallegos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad