Compostaje

300 compostadores paraa la Federación Vecinal «Lucus Augusti»

Sogama ha entregado 300 compostadores a la Federación Vecinal «Lucus Augusti»
Los primeros 100 recipientes fueron entregados el pasado mes de julio, en el transcurso de un acto al que asistió el delegado provincial de la Xunta en Lugo, Javier Arias Fouz, y el presidente de Sogama, Javier Domínguez.
Con cada compostador se ha aportado un manual didáctico de apoyo para que los usuarios tengan un mayor conocimiento de la operativa a seguir.
Asimismo,Sogama impartirá, en fechas a acordar por las partes, cursos específicos de formación para que los interesados puedan consultar dudas y ampliar su bagaje.

Tras el suministro inicial, el pasado mes de julio, de un centenar de compostadores a la Federación de Asociaciones Vecinales “Lucus Augusti” de Lugo en el transcurso de un acto que contó con la asistencia del delegado provincial de la Xunta, Javier Arias Fouz, y el presidente de Sogama, Javier Domínguez, la empresa pública, a petición de la Federación, ha procedido a la entrega de 200 unidades más con el fin de promover el reciclaje de la materia orgánica en origen.

El objetivo de la Federación es repartir los recipientes, con capacidad para 400 litros y fabricados con materiales reciclados y reciclables, entre sus asociados para que conviertan los restos orgánicos en compost, un abono natural con excelentes propiedades para el suelo, ya que, además de aportarle nutrientes, lo protege frente a plagas y enfermedades.

Lucus Augusti pretende así contribuir a recuperar una práctica tradicional en el rural gallego, pero de una forma más cómoda, higiénica y eficiente.

FORMACIÓN

Con la pretensión de que los usuarios cuenten con los conocimientos básicos para llevar a cabo este proceso, con cada compostador se ha proporcionado un manual didáctico en el que se describe la operativa a seguir: desde la propia ubicación del recipiente, que debe colocarse en una zona protegida de las inclemencias meteorológicas y en contacto directo con la tierra para facilitar la entrada de los microorganismos descomponedores, hasta la relación de materiales que deben –y no deben- depositarse en el mismo, así como el control de parámetros tales como el oxígeno, la temperatura y la humedad.

El abono resultante debe estar húmedo, pero no mojado, y reunir unos determinados requisitos para que pueda ser utilizado en la agricultura y jardinería con garantías y sin restricciones, cumpliendo con las exigencias que marca la normativa vigente.

No obstante, y en fechas a acordar por las partes, Sogama impartirá cursos de formación dirigidos a los asociados para explicarles los pasos a seguir, resolver sus dudas y también recordar los principios que deben regir la gestión sostenible de los residuos: reducción, reutilización y reciclaje.

El autocompostaje permite convertir la materia orgánica en recurso, constituyendo todo un ejemplo de economía circular. Dado que el residuo orgánico representa el 42% de la composición media de una bolsa tipo, si se recicla en origen, se evita su depósito en el contenedor verde convencional, circunstancia que contribuye al ahorro de costes ambientales, económicos y sociales.

Las personas interesadas pueden acceder a más información a través del sitio web www.compostaconsogama.gal.

Fuente: SOGAMA

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad